La Torre de Guzmán, testigo privilegiado de Conil y su historia

Detalles

IMG_4590.JPGIMG_4568.JPGIMG_4559.JPGIMG_4572.JPGIMG_4582.JPGIMG_4585.JPGIMG_4566.JPGIMG_4589.JPGIMG_4563.JPG

PUEDES VER LA GALERÍA COMPLETA PULSANDO AQUI

Testigo directo de una de las páginas más trágicas de Conil, de sus gentes y sector almadrabero, el maremoto de 1755 (1 de noviembre); la Torre de Guzmán es la primera edificación que de esta localidad se levantó frente a su extensa y paradisiaca franja litoral.

Construída entre 1300 y 1307 por Don Alonso Pérez de Guzmán, al que Fernando IV otorgó la almadraba de Huedi Coní, se convirtió en referencia para la defensa de una localidad que disfrutaba de un floreciente sector almadrabero. Su importancia fue tal que, incluso,le dio nombre a la localidad hasta el siglo XVI y, hasta el XVII, como Conil-Torre de Guzmán.

Emblema de una fortificación que, poco a poco, fue amurallándose, fue parte de la residencia nobiliaria de los duques durante la temporada de pesca del atún y principal elemento de vigilancia y custodia de un potente sector almadrabero -el más destacado de Europa junto a Zahara de los Atunes- que se localizaba a su pies, la Chanca. 

Con 18 metros de altura y levantada a base de piedra ostionera y argamasa, la Torre de Guzmán ha sido y es una de las edificaciones más destacadas del litoral gaditano, en particular de cuantas se localizan en la comarca de La Janda, a caballo entre la bahía de Cádiz y el Campo de Gibraltar. Lugar de obligada visita para quienes quieren adentrarse en los orígenes y desarrollo de la localidad, de su núcleo urbano, la Torre de Guzmán es uno de los vértices 'mágicos' de una plaza, Santa Catalina, a la que también se asoman la recién rehabilitada Chanca y la Iglesia de Santa Catalina.  

Además de su notoriedad como Bien de Interés Cultural, la Torre de Guzmán es un balcón privilegiado de Conil y, en especial, de su línea de costa. Tal y como se refleja en las imágenes que acompañan a este reportaje, desde su parte superior, a la que se accede por unas estrechas escaleras, se divisa la espectacular zona de acantilados que viene a desembocar en el Faro de Roche. Asimismo, sus vistas nos trasladan a la desembocadura de arroyo Salado y, de ahí, a Castilnovo, otras de las edificaciones emblemáticas del litoral.

Ya, en la lejanía, Trafalgar anuncia la proximidad del Estrecho y el Parque Natural de La Breña nos invita a disfrutar de sus ricos y singulares pinares. Todo ello, sin obviar las envidiables vistas al núcleo urbano de Conil y a sus incomparables playas.

Fuente: www.lacostadecadiz.com

VISITAS A LA TORRE DE GUZMÁN

Horario:

De lunes a viernes (excepto festivos) de 12.00 h. a 13.30 h.

Grupos consultar

 Información y grupos: 956- 440. 501

   
   

Reserva hotel con Booking  

Booking.com
   
COLABORAN
CLUB CANINO
 
   

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Saber más

Acepto