Puerto de Conil: referente vital y paisajístico de un pueblo mainero

Detalles

IMG_5327_1.jpgIMG_5339_1.jpgIMG_5331_1.jpgIMG_5344_1.jpgIMG_5334_1.jpgIMG_5348_1.jpg

VER GALERIA COMPLETA DE FOTOS

Protagonista destacado de una historia que nos habla de un pueblo volcado en la mar. De mil y un episodios de suertes y desgracias entre las que ocupa un lugar destacado, inolvidable, el trágico maremoto de Lisboa; Conil, su puerto, no se entiende sin la mar ni ésta sin la intensa actividad que a lo largo de los siglos han desempeñado sus sufridos pescadores y, de una forma muy singular, sus almadraberos.

Historias, patrimonio de la cultura local, y una forma de entender la vida que constituyen en sí un poderoso atractivo turístico y que en pocos lugares como en el puerto se palpan. Basta con recorrer sus muelles, contemplar el desarrollo meticuloso de las distintas faenas pesqueras, entregarse al ir y venir de las embarcaciones y dejarse llevar por las mil y una historias de sus pescadores más veteranos para entender la intensa relación de claros y oscuros que, como tantas otras localidades del litoral gaditano, Conil mantiene con la mar.

Ubicado en la desembocadura del río Roche, el nuevo puerto de Conil, al abrigo de Cabo Roche, bajo la atenta mirada de su faro, se muestra como uno de los grandes balcones paisajísticos de la localidad. Su bocana nos regala una vista enviable que, tras discurrir por los acantilados que abrigan las calas del Aceite, Pitones, Sudario y Fuente del Gallo, se extiende hasta Conil y, desde ahí, a Castilnovo.

No menos atractiva se muestra la 'fotografía' que se divisa desde su espigón principal, defensa de los golpes de mar del Atlántico y testigo de privilegio de una imagen que, en los días más claros y las noches más limpias, nos traslada al continente africano.

En definitiva, un lugar que, si se quiere profundizar en la cultura de este pueblo marinero, hay que visitar. Sin olvidar que aquí, llegado el mes de mayo, se escenifica uno de los rituales milenarios del sector pesquero, la almadraba, con la llegada de los gigantes de plata (atunes).

   
   

Reserva hotel con Booking  

Booking.com
   
COLABORAN
CLUB CANINO
 
   

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Saber más

Acepto