PROMO CAM EL PALMAR

   

Chicas en el filo de las olas

Detalles

Reproducimos aquí un artículo publicado por la edición digital de Diario de Cádiz, al que podreis acceder también a través del enlace situado al final del mismo.

El surf no es un deporte de hombres. Ellas también madrugan para esperar en el pico la mejor ola. No importa la hora, ni el frío ni la fuerza del mar. Este deporte es mucho más que un deporte, es un estilo de vida, una ideología, algo necesario en el día a día de quienes lo practican. Y este sentimiento, evidentemente, no entiende de sexos. Estas cuatro surfistas saben muy bien lo que significa el surf: Raquel Nowell, Rita Lohmann, Maribel Benítez y Lorena Batista. Todas se mueven en las aguas gaditanas, cabalgando olas durante toda la temporada.

ruta de campeonatos

Raquel Nowell tiene 19 años y empezó a surfear cuando tenía 13. Esta gaditana ha competido en seis ocasiones. Su primer campeonato tuvo lugar en Cádiz, organizado por la Escuela de Surf Offshore, y obtuvo el primer puesto. También ha competido en el I Memorial Alberto Serrano donde consiguió pasar a la final. Pero en esta ocasión no pudo surfear la última prueba por motivos de viaje. En el Toro Fish de La Barrosa se hizo con el primer puesto y consiguió un pase para el Europeo, pero por su corta edad tuvo que dejar pasar la ocasión. El surf le supuso una lesión de rodilla, pero aun así, sigue subida a la tabla en busca de olas.

De la montaña al mar

El caso de Rita Lohmann es algo peculiar. Es alemana y acaba de cumplir 32 años. Llegó a Cádiz hace cinco y fue entonces cuando entró en contacto con el deporte. "El surf siempre me había atraído, y como hacía snowboard en Alemania y además me encantaba el mar desde pequeña, ya que solía veranear con mis padres en las costas de Francia, pues decidí entrar en el mundo del surf". Rita suele estar en los podios de los campeonatos andaluces, tiene unas características físicas increíbles y dentro del agua no hay quien la pare. Práctica un surf duro con movimientos muy radicales, equiparable al de cualquier hombre, lo que le ha costado alguna que otra lesión de espalda. "Yo aprendí aquí en Cádiz, por mi cuenta, probando, mirando a los demás en la playa; enseguida me aficioné".

Una surfista precoz

Maribel Benítez tiene 24 años, ha sido campeona de Andalucía en un par de ocasiones y lleva cabalgando olas desde los 11. "Yo quise empezar desde los siete años más o menos, pero a mis padres les daba miedo. Me veían muy pequeña para meterme en el agua". Con ocho añitos empezó a ahorrar para comprar una tabla; se plantó en la tienda más cercana a su casa con 8.000 de las antiguas pesetas pero el dinero no era suficiente para adquirir ninguna tabla, así que tuvo que esperar a que sus padres accedieran a comprársela tres años más tarde. Esta chica gaditana lleva salitre en su sangre. Es prima del surfista canario Julián Cuello, un pro del mundo del surf a nivel nacional. "Mis tíos y primos hacían surf cuando yo era pequeña y a mí me llamaba mucho la atención, pero la verdad es que nunca fui con ellos. Aprendí sola", nos cuenta Maribel.

rider en poco tiempo

Lorena Batista, de 21 años, lleva sólo tres surfeando y la esponsoriza la marca Roxy. "En el instituto tenía un profesor de educación física que en verano daba clases de surf; un día decidí iniciarme y fui a la playa de El Palmar". Desde ese momento Lorena apuntó maneras. "Al poco tiempo me compré una tabla, un neopreno y empecé a meterme al agua todos los días". Cuando vio que tenía un nivel aceptable decidió empezar a competir. Demostró un gran potencial desde el primer momento ya que, pese a su inexperiencia, se hizo con la victoria en su primer campeonato. "Después de eso me fui a surfear otras olas, concretamente a Francia. Cuando te marchas fuera compruebas que en otros países hay mucho más nivel". Lorena ha convertido el surf en su estilo de vida y su jornada diaria no se concibe sin tocar una tabla.

Cae la tarde y las siluetas se contemplan en el horizonte de manera más definida sobre el naranja del atardecer. Rebozan fuerza, estilo y sensualidad en el agua. Se han ganado su lugar en el pico y el respeto del resto de surfistas. Son locales de sus playas, tanto fuera como dentro del agua. Lo único que les preocupa es estar ahí cuando llegue la ola. Pero, como decía Duke Kahanamoku, el padre del surf moderno, "hay olas entrando todo el tiempo, no tienes que preocuparte por eso. Sólo tómate tu tiempo, la ola vendrá".

ENLACE A LA NOTICIA COMPLETA: http://www.diariodecadiz.es/article/deportes/1055685/chicas/filo/las/olas.html

FUENTE: www.diariodecadiz.es

AUTORÍA: Estefanía Escoriza

 

   
   

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Saber más

Acepto