Las almadrabas, listas para su reencuentro con los atunes

Detalles

IMG 9914

Tras unos intensos meses de trabajo en tierra, preparando y reparando redes, boyas y cableado, y en la mar, montando con ayuda de las pesadas anclas el complejo laberinto que da nombre a esta milenaria arte de pesca; todo está ya listo para que en estos días comiencen a levantarse en las almadrabas de Conil de la Frontera, Barbate, Zahara de los Atunes y Tarifa los primeros atunes rojos.

Un hecho que, como viene ocurriendo desde hace siglos, no pasa desapercibido para las orcas, que ya han sido divisadas e incluso grabadas por los almadraberos de Barbate.

Cabe recordar que los atunes que en las próximas semanas serán capturados son denominados de ‘derecho’ o, lo que es lo mismo, que llegan con toda su grasa a nuestras costas listos para desovar en las cálidas aguas del Mediterráneo.

Los ejemplares que se capturan en este arte sostenible y respetuoso con la especie  tienen un tamaño medio que oscila entre los 180-200 kilos de peso, no sacrificándose nunca piezas por debajo de los 70 kilos.

De este modo, se trata de ejemplares con una edad media de 14 años,  que han sido reproductores con una larga vida.
 
   

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies Saber más

Acepto