Los cruceristas dejaron 23 millones de euros en Cádiz en 2013 y aún se vaticinan varios años más de éxito

Detalles

La sede la Confederación de Empresarios de Cádiz acogió el pasado miércoles un encuentro de expertos en el sector turístico de cruceros, del que pudieron obtenerse varias conclusiones, entre las que destacan dos fundamentalmente. Por una parte, los expertos consideran que al puerto de Cádiz aún le quedan varios años de éxitos en este sector, el de los cruceros. Y por otra, que no cabe duda de su rentabilidad, por cuanto se estima que a lo largo del pasado año, los cruceristas dejaron en Cádiz unos 23 millones de euros. A todo ello hay que unir un hecho también significativo. Y es que estos mismos cruceristas han valorado su estancia en Cádiz con un sobresaliente.

Esta jornada, en la que se han dado cita unas 120 personas procedentes de diversas partes del mundo, ha sido organizada por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz y Gades-Port, contando además con la organización técnica de la firma Cruises News Media Group, consultora especializada en cruceros, organizadora del International Cruise Summit de Madrid y vieja conocida en el sector gaditano de Cádiz, en el que ha sabido ganarse la confianza.

La jornada fue inaugurada por parte del presidente de la Autoridad Portuaria, José Luis Blanco; del presidente de Gades-Port, Juan Bernal, y del secretario general de la Confederación de Empresarios de Cádiz, José Luis Ferrer. En la misma se desarrollaron una seria de ponencias en las que se dibujó el estado actual del mundo del crucero, las tendencias de la industria, los destinos y la relación puerto y ciudad, así como el funcionamiento de las terminales, el trabajo desconocido de los consignatarios, el modus operandi de los organizadores de excursiones, el impacto económico del sector y las oportunidades laborales que actualmente ofrecen las compañías. Este último apartado, que corrió a cargo del director regional de Recursos Humanos de Royal Caribbean, Celebrity Cruises y Azamara Club Cruises, Berry Van Veldhoven.

El presidente de la Cruise Lines International Association en España (CLIA), Alfredo Serrano, apuntó en su ponencia que este sector genera en todo el país 25.620 empleos directos, subrayando como síntoma de salud y de futuro, los pedidos de nuevos barcos en los últimos meses. Serrano apuntó que el encarecimiento del combustible será beneficioso para que las navieras programen escalas en puertos cercanos, como Valencia, Málaga o Cádiz, por ejemplo.


La directora general de Cruises News Media Group, Virginia López, detalló la situación actual mundial del sector, destacando que de los 1.255 millones de euros que genera esta iniciativa en el impacto, 167 en reparaciones, 484 en aprovisionamiento, 570 en gasto de pasajeros y 34 en remuneración de empleados. López apuntó que «Cádiz está al mismo nivel mundial en cruceros que Lisboa o San Petersburgo».

"Algo se estará haciendo bien", comentó Sebastián Camps, experto en gestión portuaria. "Si no, no sería posible traerse esos más de 300 cruceros, y por muy bien que lo estuviera haciendo la Autoridad Portuaria, algo tiene que aportar Cádiz como destino cuando los cruceristas le otorgan ese 9 en sus test post visita". Fue Sebastián Camps, experto en la industria y gestión portuaria, quien, junto a José Luis Blanco, aportaron el matiz provincial a la jornada. Camps recordó que hace dos años, al puerto de Cádiz "le faltaba aún mucho por hacer". "Ahora ya le falta poquísimo", dijo el que fuera gerente de Málagaport. Entre las pautas a seguir para que Cádiz siga en su avance hacia el sobresaliente alto, Camps dijo que hay que exigir una oferta excelente, "y para ello es indispensable la unión de todos los elementos que componen esa oferta", en clara alusión al sector privado, que considera "debe mojarse aún más de lo que lo venía haciendo hasta ahora".

Camps reconocía que el mundo de los cruceristas se mueve con unos horarios muy especiales, "hay que adecuar toda la infraestructura turística gaditana a esas peculiaridades horarias". Y es que este experto, ya ex gerente de Málagaport, recuerda que el turista no tiene culpa de llegar a una ciudad un domingo o de estar ya en la calle fuera del barco a las nueve de la mañana: "si hace falta lo que tengo que hacer, a lo mejor, es abrir las puertas de mi establecimiento a las nueve de la mañana".

El ponente de estas jornadas dijo que Cádiz no debe tener miedo a "vender la Giralda, algo que sé que no le gusta oír a los gaditanos". "Es un gran activo de la provincia de Cádiz", comenta. Camps explica que si se consigue que las navieras lleguen a Cádiz buscando la Giralda, habrá un 30% de viajeros que se apunten a esa excursión a Sevilla pero habrá otro 70% que se quede entre Compañía y Columela gastando dinero.

En cuanto a este dinero que, según coinciden todos los ponentes, se dejan en Cádiz los cruceristas se sigue manteniendo que un crucerista se gasta de media al día 80 euros en un puerto base y 62 euros en un puerto de escala como Cádiz, al día. Y no olvidemos que una parte de la población flotante que llegan a bordo de los cruceros la componen los tripulantes que también gastan. El camarero, el cabinista, el recepcionista, etcétera, gastan unos 23 euros de media al día en ese puerto en el que escalan durante unas 6 ó 7 horas.

De ahí, el cálculo en el que se basa el impacto económico que generan los tráficos de cruceros. En Cádiz esta cifra alcanzó en 2013 los 23 millones de euros.

El director de terminales de pasaje del Grupo Pérez y Compañía, Ramiro Cobo, describió el funcionamiento de las terminales de pasajeros y pidió una ley de puertos para toda España, «que iguales las condiciones en todo el país». Describió la de Cádiz como una «instalación muy digna. De hecho, hoy estamos recibiendo a tres barcos (por el miércoles) sin ningún tipo de problema».

El director de Mediterránea Intercruises-Shoreside&Port Services, Serafín Blázquez, dio a conocer el papel de los consignatarios, los representantes legales de las navieras en cada puerto y suministradores de cualquier producto o necesidad que tenga el buque mientras que esté atracado en los muelles. Blázquez puso el acento en la atención a la tripulación de las embarcaciones, «de quienes no se suele hablar, pero que hacen un gasto importante».

La directora de operaciones de BC Tours&Shipping, María Angels Marín, representó a las firmas organizadoras de excursiones, a veces criticadas en el destino por entender la actividad de éstas como competencia a la oferta de la propia ciudad. Una idea que hay que desterrar, puesto que las navieras escogen cada escala en función de la oferta complementaria de ocio que haya alrededor de ellas.

El director regional de Recursos Humanos de Royal Caribbean, Celebrity Cruises, Azamara Club Cruises, Berry Van Veldhoven, desgranó en su intervención las ventajas que ofrece el trabajo en un buque turístico: como las facilidades de promoción en una profesión hostelera, el salario, las vacaciones de dos meses, las posibilidades de viajar, el ambiente multicultural, entre otros. Van Veldhoven destacó que en los próximos años su firma, Royal Caribbean, necesitará reclutar a muchos más empleados, puesto que construyen ahora cuatro barcos que aumentará en un 20% el número de clientes. Requisito indispensable: dominar el inglés oral y escrito.

Fuente: Agencias, www.diariodecadiz.es , www.lavozdigital.es y elaboración propia

   
   

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies Saber más

Acepto