Playas de San Fernando

Detalles

San Fernando cuenta con tres playas, dos de ellas abiertas al Océano Atlántico y otra enmarcada en el saco de la Bahía de Cádiz. Las dos primeras se encuentran bastante alejadas de la zona poblada, siendo una la continuación de la otra. El paisaje de ambas es idílico, especialmente en las cercanías de la Punta del Boquerón, desde donde es posible ver incluso el poblado de Sancti Petri, localizado en la vecina población de Chiclana. Esta zona está considerada Monumento Natural. El acceso a ambas playas se realiza a pie, si bien es posible dejar el vehículo relativamente cerca si optamos por colocarnos en el principio de la playa de Camposoto, no así en el caso de la playa del Castillo. En cuanto a la playa de La Casería, se encuentra próxima a una zona de San Fernando en constante crecimiento urbanístico, si bien su uso para el baño es muy escaso por ser fangosa y carecer de arena. 

 

Playa de Camposoto/El Castillo

 

Pulsa en la marca roja si quieres saber cómo llegar hasta esta playa

 

33 FOTOS 

 

Pincha en las fotos para ver la galería

 
 

 

Las playas de Camposoto y El Castillo se encuentran en una de las escasas zonas vírgenes que aún se mantienen en el litoral gaditano. Podría hablarse de una misma playa si no fuera porque, aproximadamente a la mitad del recorrido, cambia su denominación. En cualquier caso, ambas forman parte del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, destacando su sistema dunar, excelentemente conservado.

Estas playas se extienden desde las inmediaciones del Castillo de Sancti Petri (situado en un islote en frente) hasta el río Arillo, en torno a dos kilómetros de longitud. En el extremo señaldo en primer lugar destaca la denominada Punta del Boquerón, una zona excepcional no sólo por su fisonomía, de arena blanca, fina y muy limpia, sino también por sus espectaculares vistas, ya que por una parte permite divisar el viejo poblado de Sancti Petri (término municipal de Chiclana) y, por otra, el propio castillo. No obstante, para acceder desde esta playa a cualquiera de estos dos sitios es necesario una embarcación.

A la playa en sí se puede llegar en vehículo y estacionarlo en una amplia zona habilitada en sus inmediaciones con casi 2.500 plazas. Precisamente, este verano va a ser sometida esta zona a una importante mejora en lo que accesos se refiere.

Una vez fuera del vehículo existen dos opciones, permanecer en la zona colindante, a escasos metros del aparcamiento, o adentrarse andando hacia la Punta del Boquerón. En el primer caso la playa está más concurrida, aunque no en exceso, disfrutando de todo tipo de servicios, mientras que en el segundo caso gozaremos de mucha más tranquilidad y un paisaje excepcional. En esta última zona existe un mayor desnivel, por lo que es recomendable precaución al bañarse cuando haya marea alta.

También es recomendable hacer la ruta a pie por el interior de la zona dunar, una ruta que se encuentra señalizada y habilitada en la mayoría del recorrido con pasarelas de madera. Al final de la ruta, la visión hacia el poblado de Sancti Petri nos impresionará a buen seguro. En apenas una hora se puede cubrir el recorrido de ida hasta la Punta del Boquerón, mientras que el retorno se puede realizar por la playa en bastante menos tiempo. Las imágenes adjuntas incluyen parte del sendero interior.

  

     

 

Playa de La Casería

 

Pulsa en la marca roja si quieres saber cómo llegar hasta esta playa

 

12 FOTOS 

 

Pincha en las fotos para ver la galería

 
 

 

A diferencia de las playas de Camposoto y el Castillo, la de La Casería se encuentra ubicada en una zona poblada, que actualmente está experimentando un gran auge urbanístico, en gran medida con las tres torres ya construidas (16 plantas cada una). Otras cuatro torres quedaron pendientes de construir.

Esta circunstancia, unida a la constante pérdida de arena con el paso de los años, la convierten en una playa totalmente diferente, donde el uso predominante, y casi exclusivo, es el que hacen de ella los pescadores con sus pequeñas barcas. Cabe recordar que antiguamente esta era una playa de arena blanca y limpia, mientras que en la actualidad es en su mayoría fangosa, hasta tal punto que no parece ni tan siquiera una playa. En cualquier caso, el baño está permitido.

En realidad, más que una playa podría considerarse como una zona donde la bajamar deja un espacio fangoso que aprovechan los pescadores para dejar allí sus barcas.

La playa, con aproximadamente un kilómetro de longitud, se extiende desde las cercanías del Arsenal de la Carraca hasta Punta Cantera, comprendiendo lo que es la ensenada de Ossio. 

  

     

 

 

   
   

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies Saber más

Acepto