Almadraberos, alma de un ritual pesquero milenario

Detalles

IMG_7483_1.JPGIMG_7489_1.JPGIMG_7491_1.JPGIMG_7501_1.JPGIMG_7497_1.JPGIMG_7484_1.JPGIMG_7482_1.JPGIMG_7494_1.JPGIMG_7504_1.JPGIMG_7488_1.JPGIMG_7493_1.JPGIMG_7500_1.JPGIMG_7498_1.JPGIMG_7490_1.JPGIMG_7492_1.JPGIMG_7502_1.JPGIMG_7486_1.JPGIMG_7496_1.JPG

PULSA AQUI PARA VER LA GALERIA DE FOTOS COMPLETA

Son algo más de las doce y media de la mañana, el cielo amenaza agua y los almadraberos del arte de Cabo de Plata, en Zahara de los Atunes, se afanan en limpiar las embarcaciones. Se trata del último acto de un milenario ritual que comenzó a eso de las seis de la mañana y que, tras una fructífera jornada de pesca, continuó con el ronqueo de los grandes atunes rojos en las instalaciones de Frialba, en el puerto barbateño de la Albufera.

Leer más...

El Palomar de la Breña, huella viva de las travesías oceánicas

Detalles

IMG_1112.JPGIMG_1116.JPGIMG_1090.JPGIMG_1119.JPGIMG_1097.JPGIMG_1095.JPGIMG_1102.JPGIMG_1088.JPGIMG_1114.JPGIMG_1082.JPGIMG_1092.JPGIMG_1108.JPGIMG_1111.JPGIMG_1086.JPGIMG_1099.JPGIMG_1104.JPGIMG_1120.jpegIMG_1085.JPG

PULSA AQUI PARA VER LA GALERIA DE FOTOS COMPLETA

A escasos kilómetros de la franja litoral, en el corazón del Parque Natural de La Breña y Marismas de Barbate, se levanta en medio de una espectacular masa de pinares el Palomar de La Breña. Edificado en el siglo XVIII, esta construcción ubicada en el cortijo La Porquera (Barbate) jugó un papel destacado en las grandes travesías oceánicas, ya que en sus muros anidaban miles de palomas que, entre otras utilidades, tenían la de abastecer de carne a las tripulaciones que ponían rumbo a 'las Américas'.

Una población de palomas que, tal y como se aprecia en la galería fotográfica, se acomodaban en los 7.700 nidos (hornillas) de los que disponía esta edificación, lo que convertían al Palomar de la Breña en uno de los tres más grandes de Europa.

Aproximadamente, sus altos y anchos muros daban cobijo a unas 5.000 parejas de palomas torcaces, que cada tres semanas tenían entre uno y dos pichones, por lo que cada mes el palomar podía tener una población de 15.000 ejemplares.

No obstante, además de su importante valor como alimento, las palomas también eran claves para abonar los terrenos, ya que sus deyecciones, llamadas 'palominas', contienen nitrógeno y ácido fosfórico, lo que favorecía a cultivos exigentes como el tabaco o el cáñamo. Asimismo, su estiércol, una vez batido y extendido en el campo en tiempo de lluvias, evitaba que los cultivos se quemaran.

Leer más...

Torre de Meca, en el corazón de La Breña

Detalles

IMG_4873_1.jpgIMG_4840_1.jpgIMG_4872_1.jpgIMG_4874wb.jpg

Construída en 1820, es una de las atalayas más privilegiadas de cuantas se asoman al mar a lo largo y ancho de las dos orillas continentales, Europa y África. Localizada en la cima de uno de los grandes  tesoros naturales de la comarca de La Janda, el extenso y verde pinar del Parque Natural de La Breña, laTorre de Meca ha vigilado durante siglos las profundas aguas atlánticas que, a través del Estrecho de Gibraltar, acuden al encuentro del cálido Mar Mediterráneo.

Testigo privilegiado de una de las rutas marítimas más transitadas, conflictivas y fructíferas del mundo, esta atalaya, conocida también como Torre de Romeral o de La Breña, fue desde su construcción pieza clave para, pese a sus escasos trece metros de altura, dar la voz de alarma ante la presencia de embarcaciones piratas o invasoras, completando el extenso entramado de torres vigía existente a lo largo de las costas onubense y gaditana.

Leer más...

   

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies Saber más

Acepto